Estafas online

Autor   

Estafas online

road-sign-464641_640

Los servicios que ofrecen los despachos de abogados son múltiples y mucha gente los desconoce, pero tampoco voy a entrar en lo útiles que son esos servicios o no porque no es necesario la verdad. La semana pasada me recomendaron esta tienda de ropa online para chicas, a la cual os redirijo por si os interesa ya que tiene muy buenos precios, y realicé una compra de 150 euros que llegó a mi casa días después en perfectas condiciones.

Todo esto lo cuento por lo siguiente: cuando realizas compras por Internet debes saber muy bien a quién estás comprando y si puedes o no confiar en la empresa, porque das datos confidenciales que no todo el mundo debería conocer así que, a no ser que tengas una cuenta Paypal y la empresa online te permita la compra con ese sistema, o bien sea una empresa de reconocido prestigio, yo no compraría nada en ningún sitio salvo tener las referencias de  que alguien antes que yo ha comprado y ha ido todo bien, como fue mi caso.

Hoy me he enterado de que una prima mía ha sido estafada. Compró ropa, al igual que lo hice yo por Internet, de una tienda online de la cual no tenía referencias y se fio del catálogo que tenían colgado en Internet. Gastó la friolera de 230 euros y no sólo perdió ese dinero, sino que alguien tuvo la habilidad de sacar 500 euros más de su cuenta con los datos bancarios que ella depositó ene l formulario de esa web para comprar la ropa.

SI yo ahora os digo que tal tienda o tal otra está muy bien, ya tendrías la referencia de que alguien a quien conocéis ha comprado en ese sitio y ha salido todo bien. Si compráis a la tienda online de El Corte Inglés, por ejemplo, pues también tenéis la seguridad de que la compra se efectuará sin complicaciones, pero si compráis en la tienda Modas Rebeca y no tenéis ni idea de quién es esa tal Rebeca ni tenéis referencias de ella yo sólo compraría si pudiera pagar con un sistema como Paypal o algo así. De no ser de esa manera me parece que pasaría de realizar dicha compra.

Por eso mi prima acabó teniendo que recurrir a abogados. Unos abogados que yo nos sabía que tenían ese servicio pero por suerte los despachos tienen más servicios de lo que pensamos nosotros, tal y como ya anunciaba en la entrada de este post. Mi prima ha podido contar con la profesionalidad de Matías Carrillo, en Alicante, quién ha conseguido que le devuelvan hasta el último euro.

Por eso yo hoy, desde aquí, os pongo en pre aviso y os doy estos consejos que podéis tomar o no pero que yo pienso seguir al pie de la letra.

Deja un comentario