La asesoría dentro del entorno empresarial

La asesoría dentro del entorno empresarial

Emprender con un negocio propio es, a día de hoy, el sueño de multitud de personas, que, o bien se encuentran en situación de desempleo, o bien, desean mejorar en el plano laboral y profesional. Y no hay duda, de que la mayoría tienen muy buenas ideas, innovadoras y originales, que en principio apuntarían al éxito empresarial. Pero en muchos casos hemos visto, que los negocios, en apariencia, más atractivos, aquellos que presentaban mayores posibilidades de llegar al estrellato, al poco tiempo, han sido ellos los que se han estrellado.

Por qué fracasan tantos negocios

Existen infinidad de razones que podrían conducir a un negocio al fracaso más absoluto, como por ejemplo, el intentar abarcar demasiado, el no trabajar lo suficiente, el desinterés, no contar con un buen equipo, pero sobre todo, una empresa fracasará irremediablemente, si no lleva un control estricto sobre los gastos de su negocio. Y es que por mucho que trabajes, por muy grandes que sean tus ganas y tu interés por hacer crecer tu negocio, si no manejas ciertos aspectos contables, nunca conseguirás beneficios reales.

Hay que tener claros algunos conceptos a la hora de dirigir una empresa, como el índice de supervivencia, el fondo de maniobra o el flujo de caja, cosas que los asesores conocen muy bien, pero no tanto el ciudadano medio, y que aseguran la total transparencia de los datos para poder así, responder ante las circunstancias cambiantes, a las necesidades del momento.

La asesoría perfecta es aquella que resuelve todos tus problemas

El boca a boca, suele ser la manera habitual de conocer al que será nuestro asesor, porque nos lo ha recomendado un amigo o bien, porque goza de cierta popularidad. Pues bien, a día de hoy, puedes comprobar tú mismo en la Red, la experiencia laboral de estos profesionales, ya sea a través de su página web, o por su perfil de Linkedin u otras redes sociales, revistas, publicaciones, etc… Así que, utiliza Internet para lo que está, y recoge toda la información necesaria antes de nada.

Un buen asesor, es aquel capaz de encontrar la mejor solución a cada problema específico, de identificarlos y poder así, anticiparse. Tiene que ser una persona con dotes comunicativas, empática y sobre todo, con un gran sentido de la ética, requisitos que, desde mi punto de vista, cumplen a la perfección, asesorías como Ballemar Consultores o Matías Carrillo Carrillo.

Ballemar Consultores orienta a empresas y profesionales en el entramado legal en materia de trabajo como asesoría laboral en Marbella. Gestiona y lleva a cabo trámites laborales administrativos así como servicio de asesoramiento  de empresas dando solución a necesidades que surjan en el ámbito laboral. Además cabe destacar su servicio de asesoría en Planificación Laboral con el cual las empresas podrán ahorrar hasta el 100% de las cuotas de Seguridad Social de sus trabajadores. Entre sus principales servicios se encuentran los siguientes: alta en Seguridad Social, nóminas, contrataciones, inscripción en Seguridad Social de empresas, despidos, gestión de permisos de trabajo, solicitud de prórroga de estancia, duplicado del permiso, permisos de residencia, representación de su empresa ante el juzgado de lo social, solicitud de NIE, etc…

Asesoría Matías Carrillo Carrillo, es un despacho que nace en 1998 con el propósito de ofrecer soluciones a las empresas y autónomos que necesitan reducir sus gastos e impuestos aprovechando las opciones legales disponibles, ofreciendo a sus clientes un trato personalizado, adaptado a las necesidades de cada uno. Su equipo humano lo componen los mejores Asesores Fiscales y Tributarios, Contables,  Abogados, Economistas y Graduados Sociales.

Porque  gestionar un negocio obliga a realizar multitud de trámites con organismos públicos como la Agencia Tributaria, Tesorería General de la Seguridad Social, Ministerio de Trabajo, Servicio Público de Empleo Estatal, Registro Mercantil y Registro de la Propiedad, etc… Y esto es justo a lo que se dedica el asesor: presentar los impuestos, del IVA, del IRPF, resúmenes anuales, confección y presentación de nóminas, seguros sociales, contratos laborales, altas, bajas, variaciones de trabajadores y autónomos, tramitación y presentación de subvenciones, representaciones ante el SMAC y el Juzgado de lo Social, asistencia en inspecciones de trabajo, tramitación de ERES y expedientes ante el FOGASA,inscripción en el Registro de Empresas Acreditadas, tramitación de pensiones y prestaciones de la Seguridad Social…