La aventura de abrir una franquicia

La aventura de abrir una franquicia

Muchas personas se están planteando la posibilidad de emprender un negocio bajo el paraguas de una marca ya creada, como es el caso de las franquicias. Se trata de una gran opción, especialmente si tu presupuesto y tus conocimientos del mercado son suficientes para llegar a las mejores marcas. El Grupo Reprepol, mayorista de ropa infantil, sería un caso de éxito a la hora de elegir con qué empresa asociarnos, ya que es un sector donde los compradores no se acaban nunca y en el que no tienen reparos en comprar únicamente calidad, pero todavía hay muchos más.

Lo más importante, como os decíamos, a la hora de querer franquiciarse es saber muy bien con qué presupuesto contamos. Y es que la mayor parte de las franquicias exigen a sus franquiciados una especie de cuota inicial que ya no se recupera, además de los gastos que tendrán que abonar para el acondicionamiento y la apertura del negocio. Este es un detalle clave porque quizás estemos pensando en abrir un determinado negocio y no seamos conscientes de que no tenemos el dinero suficiente para pagar esa cuota que se nos exige, por lo que debemos tenerlo claro desde un primer momento para no hacer castillos en el aire.

Es conveniente también que una vez hayas seleccionado aquellas firmas o marcas para las que tu presupuesto es suficiente hagas una pequeña investigación con otros empresarios que estén ya franquiciados, preguntándoles cómo les va y que pidiéndoles que te cuenten cómo ha sido su experiencia. Aquí, si das con alguien majo, tendrás la suerte de que te planteen detalles que a lo mejor no se te habían pasado por la cabeza o con los que no contabas, que te pueden tanto animar como echar para atrás. Por eso siempre es bueno tener toda la información para decidirse sin miedo y que luego no tengamos la posibilidad de arrepentirnos.

Pero además de con los franquiciados puedes también visitar al franquiciador antes de hacer cualquier tipo de firma de contrato para que él te asesore acerca de cómo trabajan y cuáles son sus condiciones y obligaciones también, porque se trata de un negocio que se va a emprender entre dos partes.

Normalmente, si cumples con los requisitos suele ser un negocio que tira muy bien para adelante. Aunque si todavía te quedan dudas puedes acudir a una cuna de empresas para que te asesoren acerca de las posibilidades que hay de hacerlo rentable en tu ciudad, ya que no siempre todos los negocios triunfan por obligación. Por ejemplo, piensa que abres una franquicia de comida rápida en una ciudad donde los precios de la hostelería no son especialmente altos, en ese caso lo más probable es que la gente prefiera comer de menú por una cantidad similar de dinero.

Cuáles son las franquicias preferidas por los empresarios españoles

Si tenemos que listas por qué tipo de negocios a nivel de franquicia se decantan los españoles, los principales serían los relacionados con la hostelería. Una de las principales razones es que no cuesta mucho abrir estos locales en lo tocante a la cuota inicial que ha de dar el franquiciado y también es cierto que tienen un bajo índice de fracaso. Junto con estos se puede hablar de aquellos que tienen relación con la belleza y los tratamientos de spa o masajes, así como de peluquería. Asimismo, en España funcionan ahora mucho también los gimnasios con tarifas low-cost o los servicios de mantenimiento.

shutterstock_444487972reducida