Una inmobiliaria de calidad

Autor   

Una inmobiliaria de calidad

Aprobar una oposición a notarias es algo muy duro, mi pareja la ha aprobado, pero sus buenos años le ha costado. El caso es que empieza a principios de año en Segovia y quería encontrar piso en la capital segoviana.

Desde Parla nos pusimos a mirar por Internet pisos en la ciudad castellana, pero no terminábamos de verlo claro. Así que llamamos a una inmobiliaria que nos gustaron 2 pisos y que tenía una web bastante maja según mi mujer que es también una apasionada del diseño web.

La inmobiliaria se llamaba Segohouse y estaba en el centro, cuando llamamos por teléfono nos dijeron que la plantilla tenía mucha experiencia en el sector inmobiliaria y en especial de la zona. Justo lo que buscábamos, así que nos pusimos en marcha al fin de semana siguiente.

Cuando llegamos nos recibieron muy amables y estuvimos hablando con uno de los comerciales que había estudiado Derecho en la Complutense como mi mujer. Se quedó alucinado cuando le dijo que acababa de aprobar la oposición. Ellos nos dijeron que gustaban de hacer un trato personalizado para que el cliente tuviera la seguridad de que iba a encontrar la casa que quería.

Nos mostraron dos buenos pisos que según lo que les comentamos por teléfono y volvimos a decirles en persona queríamos. Que no fuera muy céntrico y que tuviera buenos servicios. Los pisos no tenían que tener más de 20 años.

Al final nos decidimos por uno que además tenía un colegio cerca, algo que era de valorar, pues estamos en unas edades en las que en unos cinco años como máximo queríamos tener niños. Yo como soy autónomo no tengo problemas de movilidad laboral, ya que trabajo desde casa, así que la idea era quedarse para mucho tiempo en Segovia.

Esencial un asesoramiento de altura

Lo bueno además es que no está excesivamente lejos de Parla, por lo que podíamos ir a ver a la familia sin ningún tipo de problema. Lo importante era estar a gusto con la compra que hacíamos y que fuera un bloque majo.

Además de esto nos dieron toda la ayuda de la que fueron capaces con las entidades bancarias, ya que conocían a algunas de la zona. Finalmente optamos por una de Parla que ya conocían mis padres y nos ofrecían unas condiciones inmejorables, pero la verdad que son de esos detalles que se agradecen por parte de una inmobilaria.

Estos meses antes de vivir en Segovia vamos poco a poco trasladando nuestras pertenencias y comprando muebles y demás para nuestra casa. En Parla teníamos casa de alquiler, por lo que realmente salvo la familia, no dejamos nada de valor.

Os animo a que os informéis muy bien antes de ir a vivir a una ciudad nueva o al menos serviros del asesoramiento de una buena inmobiliaria que os ayude a decidiros para saber dónde están las zonas que mejor se adaptan a vuestros deseos y posibilidades.

Así que lo dicho, suerte si buscáis piso y ya sabéis, informaros antes de decidiros, que comprar un piso en los tiempos que corren es toda una inversión de vida.

shutterstock_2290365reducida