Reclamar a una clínica dental por fraude

Reclamar a una clínica dental por fraude

La verdad es que cuando lees noticias como las de Funnydent, te quedas a cuadros. Se trata de una clínica dental que ha cerrado de manera inesperada las nueve clínicas dentales que la cadena tiene en la Comunidad de Madrid y en Cataluña. Es en ese momento cuando recuerdo lo bien que hice cuando aposté por Dental Morante. Es un sector en el que hay mucho pirata, y nunca se sabe donde puede estar el fraude. Y ya no solo es el dinero, sino el estropicio que te preparan en la boca.

En la denuncia que han puesto apuntan que las clínicas han desaparecido “de la noche a la mañana” y han dejado a los pacientes “con las bocas medio operadas”, con lo que pide responsabilidades al dueño, Cristóbal López Vivar, que, según el texto, “ha desaparecido” con el dinero de los usuarios “y lo que es peor” perjudicando su salud. La verdad es que sientes impotencia cuando lees eso, ¿verdad?

Pero claro, ¿y qué se hace ante esto? Pues lo primero que hay que hacer es denunciar en comisaría o ante los Servicios de Consumo los posibles perjuicios que el cierre haya podido ocasionar. Se aconseja a los pacientes que recopilen toda la documentación que posean sobre los tratamientos que habían comenzado en los que se refleje qué se les ha hecho hasta el momento, la financiación así como los abonos realizados. De ahí que haya que guardar siempre los recibos.

shutterstock_227530396reducida

¿Se puede recuperar el dinero?

La salud es lo primero, pero claro, también importante es la salud de los bolsillos. ¿Se puede recuperar el dinero? Las organizaciones señalan que quienes estén abonando los tratamientos mediante préstamos suscritos a través de las clínicas tienen el derecho a paralizar los pagos. Además, podrán exigir la devolución de la totalidad o de una parte de las cantidades abonadas por “incumplimiento de contrato”. La OCU aconseja que los afectados se dirijan por escrito y de forma fehaciente a la entidad financiera para solicitar la anulación del crédito por no haberse prestado el servicio pactado. Supongo que no es fácil, pero claro, hay que luchar por ello.

Los afectados se están moviendo y de momento han creado una petición en la plataforma change.org en la que solicitan al Defensor del Pueblo que intervenga. “Pedimos su amparo y solicitamos si puede intervenir para que este señor sea condenado por un delito contra la salud pública”. Ya se han unido más de de 2.500 personas, reclamando responsabilidades a López Vivar por haber “desaparecido con nuestro dinero y, lo que es peor, perjudicando nuestra salud”. Pero hay que ser muchos más, para que estas cosas no se puedan repetir.

Por último, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid anuncia además que se incorporará a las acciones que se ejerciten para la tutela general de los pacientes, la colegiación y los intereses generales de la profesión. Y piden medidas para que los pacientes no estén solos, en estos casos. Afortunadamente, todavía queda gente honrada.

La verdad es que cuando te enteras de noticias, lo primero que haces es saber si estás en buenas manos. Yo lo estoy, porque se trata de una de las mejores clínicas de implantes dentales en Madrid como he podido comprobar.

Deja un comentario