Una fiesta para celebrar nuestro aprobado

Autor   

Una fiesta para celebrar nuestro aprobado

Las oposiciones a notarias como todos imaginaréis son de las más complicadas que existen. Multitud de temas que hay que sabérselos como un loro y además saber desarrollarlos. Un sufrimiento que cuando apruebas pasa a ser un recuerdo y solo te acuerdas de los buenos momentos que has vivido con tus compañeros de oposición si has ido a una academia como nosotros.

En la academia hemos vivido estos 5 años momentos de todo tipo, con muchos compañeros que han llegado hasta el final y otros tantos que tuvieron que dejar la oposición por mejoras en sus actuales curros o por la vida que te cambia y decides optar por un trabajo en la empresa privada al venir familia u otros casos.

Queríamos destejar por todo lo alto los alumnos e invitamos para ello a nuestros profesores como agradecimiento. Para ello decidimos realizar una cena en un asador castellano con buen vino para entrar en calor, a lo que seguiría una fiesta de disfraces en un pub de un pueblo de un buen amigo nuestro.

Estábamos ante un acontecimiento especial, pues vendría mucha gente no solo de Madrid, donde se encontraba la sede de la academia, sino de toda España. Para ello y así animar a los dudosos, nos dedicamos a ponérselo fácil a todo el mundo e incluso buscamos una empresa de disfraces por Internet a la que todos nosotros compraríamos los disfraces.

Aunque a priori pueda parecer sencillo, no es fácil encontrar una tienda realmente que te guste en la red. Existen muchas, pero queríamos una con buena relación calidad precio. Queríamos un equilibrio, no un disfraz a todo detalle de esos de concurso, ni tampoco un chino de los que se rompen con mirarlo.

Buscamos una tienda de disfraces online y dimos con la mejor

Por eso nos pusimos una tarde ociosa para mirar páginas de Internet donde pudiésemos contar con unos buenos disfraces de todo tipo a buen precio. La casa de los disfraces fue finalmente la elegida. Les llamamos para asegurarnos que todo era correcto. Fueron muy amables y entendieron al principio la lógica desconfianza de quien no es que compre demasiado en Internet.

Nos contamos que eran una empresa de Pilas (Sevilla) que lleva desde 1993, que se ha dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la fiesta, donde se incluyen los disfraces e todo tipo, la moda flamenca, Halloween, Navidad, cumpleaños, despedidas, fiestas medievales, etc.

Son unos profesionales del sector y eso nos infundió bastante confianza. Además, alucinamos con el inmenso catálogo del que hacen gala. Casi no existe disfraz que no tengan y tienen marcas y referencias de todo tipo. Nos comentaron que además tenían varias tiendas de disfraces, en especial en Sevilla.

Lo bueno de esto, es que además en la tienda de disfraces online tenían la misma amplitud de catálogo que en sus tiendas físicas y el mismo precio. Todo lo envían desde la central de Sevilla y doy fe que llegó todo a su debido tiempo.

La cena fue todo un éxito y aún más nuestra fiesta de disfraces donde todos no paramos de reír toda la noche. Sin duda alguna estábamos ante un momento de esparcimiento y charla sobre todo el proceso que gracias a nuestro esfuerzo y a esa pizca de suerte necesaria el día del examen dio con nuestra plaza.

El mundo de las oposiciones no es fácil, muchas veces te ves sumergido en una lucha diaria continua, una especie de carrera de fondo en la que la meta parece cada vez más lejana y donde en muchas ocasiones las fuerzas flaquean.

La mayoría quizás no volveríamos a vernos, ya que, quitando algunos casos, estaremos en varios puntos del país, pero necesitábamos una celebración así. Parece mentira, pero aprobar una oposición tan dura, se merecía una celebración como mínimo, así de grande y compartirla con tus compañeros de viaje.

Los disfraces como imaginaréis fueron de lo más variado, desde los que iban de “Rambo” a toreros, folclóricas o personajes de anime o comic. Incluso tuvimos a un Donald Trump entre nosotros jeje.

Aunque sabemos que es complicado, hemos prometido que cada año intentaremos realizar una quedada. Sabemos que todos los aprobados no podremos asistir, pero por intentarlo no va a quedar. Eso sí, la fiesta que tuvimos no se nos olvidará nunca. ¡Nos lo merecíamos!