La complejidad del sistema legal medioambiental

Autor   

La complejidad del sistema legal medioambiental

La figura del notario se asocia de manera directa con la de fedatario público, y consiste principalmente en velar por los documentos públicos o privados con efectos a terceros cumplan con la legalidad vigente. Esta figura puede tener importantes cambios por la aplicación de las nuevas tecnologías como el blockchain, pero la realidad es que es una figura tradicional y necesaria en las sociedades desde hace más de doscientos años.

Normalmente, los notarios están firmando escrituras en sus oficinas, pero la realidad es que hay una serie de trabajos que realizan que se desconocen totalmente por la mayoría de los ciudadanos. Y es normal, porque la complejidad y exactitud de esta profesión hace que sea realmente difícil de identificar en su totalidad.

Los notarios, en su función de fedatario público, son responsables en muchos casos en los que se tiene que certificar que una situación es como se describe. Pongamos un ejemplo que está a la orden del día debido a la cada vez más implementada automatización de procesos que depende de sistemas informáticos.

Pongamos que en una cadena de montaje se tienen que producir un número de productos por día, pero debido a la automatización de la cadena, se produce un fallo que impide que los sistemas informáticos puedan funcionar hasta que se revisen por la empresa encargada de su mantenimiento.

Pues bien, en este caso, el notario deberá acudir para dar fe de que el problema es culpa de la cadena de montaje. Y en este punto cabe hacerse la pregunta ¿y esto que importa?, pues en realidad mucho, pues en el caso en el que se establezca contractualmente que se deberá indemnizar cuando hayan fallos por culpa del empresario, podrá inaplicarse estas cláusulas teniendo como prueba el acta notarial que establece que hay un problema como causa de un fallo informático no atribuible al empresario.

Estableciendo el tema del artículo, los notarios también pueden certificar el estado de una situación concreta relacionada con el medio ambiente. Un caso puede ser el de un río que ha sido contaminado, aquí un perito podría dar fe de que el río se ha contaminado, aunque se necesitaría un informe pericial de apoyo.

La legislación en materia medioambiental

En cualquier caso, se tiene que manejar con soltura la legislación medioambiental, que en España es realmente compleja y complicada por la descentralización que sufrimos en las diferentes comunidades autónomas y entes locales. Esto tiene sus pros y sus contras, porque por un lado se puede legislar al detalle de cada provincia, comunidad y localidad; pero por otro existe una excesiva regulación que en ocasiones puede ser incoherente con otras normas de rango superior.

Por tanto, la estructura legislativa en materia ambiental es piramidal, y se clasifica en el ámbito de la administración central, autonómica y local. La administración central. Tiene la responsabilidad de la legislación sobre la protección del medio ambiente en ámbitos como residuos, evaluaciones de impacto medioambiental, contaminación atmosférica, calidad de las aguas, etc, lo indispensable y necesario. Las comunidades autónomas podrán establecer en sus respectivos territorios niveles de protección complementarios o más altos en zonas que consideren oportunas.

La administración autonómica. La actividad administrativa de gestión y ejecución de las actividades para la protección del medio ambiente pertenece a las comunidades autónomas, pueden aprobar disposiciones reglamentarias y leyes para la protección del medio ambiente, siempre y cuando se respete la legislación básica del estado.

La administración local. En municipios de más de 5.000 habitantes se encarga de la legislación del abastecimiento y limpieza de las calles y todo lo relacionado con la recogida selectiva de residuos. Cuando tienen más de 50.000 habitantes también es la responsable de la prevención y extinción de incendios y protección del medio ambiente.

Como vemos existe mucha complejidad en materia legislativa, y saber determinar cuándo se aplica una norma u otra es realmente complicado cuando se trata de algunas materias. Para evitar estas situaciones, muchas empresas contratan los servicios de consultorías expertas en medio ambiente.

Este tipo de consultorías se encargan de crear, aplicar y supervisar los sistemas de gestión ambiental de las empresas o de diferentes proyectos que necesitan de un cuidado exhaustivo del medio ambiente. O-sheq ofrece servicios de consultoría en prevención de riesgos laborales, sistemas de gestión de calidad y medio ambiente, con el principio de que cambiando el concepto de la integración de la Prevención, Medioambiente y Calidad en el día a día de la empresa, contribuimos con nuestro proyecto a hacer del mundo un lugar mejor.