Qué es un procurador y cuáles son sus funciones

Autor   

Qué es un procurador y cuáles son sus funciones

La mayor parte de las personas que inician un procedimiento no saben nada acerca de los mecanismos y tiempos de la Administración de Justicia, y por lo tanto, necesita recurrir a profesionales para que les puedan orientar sobre dónde dirigirse, qué tramites realizar y los resultados de los mismos. Estos profesionales son los procuradores.

El procurador es el profesional responsable de facilitar esta información, ya que es especialista en derecho procesal y conoce el funcionamiento de los juzgados y tribunales. Este profesional del Derecho representa exclusivamente a sus clientes ante los juzgados y tribunales y sirve de conexión jurídico-formal entre los tribunales y los ciudadanos, reduciendo técnicamente los trámites de los actos procesales: requerimientos, notificaciones, emplazamientos y citaciones. Las Leyes de enjuiciamiento, civil y penal, establecen la obligatoriedad de la contratación de procurador para poder comparecer en las causas judiciales complicadas, asegura la procuradora M.ª Luisa Velasco Vicario, que desarrolla el ejercicio profesional de la Procuraduría desde el año 1995 para poder ofrecer la mejor calidad y dar el mejor servicio a todos y cada uno de sus clientes. Su objetivo es prestar una atención profesional en los procedimientos, a partir de una comunicación continúa y fluida en todos los trámites. .

El procurador examina y realiza el seguimiento de los escritos y de las notificaciones, y si hay errores o deficiencias, los pone en conocimiento de los abogados o de la oficina judicial con el objeto de ser subsanados, siempre dentro de un plazo. Por eso el procurador ha de conocer todo el Derecho procesal vigente. También debe encargarse de realizar el traslado de escritos a la parte contraria e informar a su cliente sobre el desarrollo del proceso.

Además, ha de ocuparse de la ejecución de resoluciones judiciales (autos, sentencias y decretos), e incluso en muchos casos, ser quien las impulse.

Aparte de representar al cliente y colaborar con la Administración de Justicia, simplificando el perfeccionamiento de los actos de comunicación procesal (requerimientos, notificaciones, emplazamientos y citaciones), agiliza los procesos para la ejecución de las resoluciones judiciales (autos y sentencias de los jueces y magistrados, y decretos de los secretarios judiciales). Para ello el procurador se encarga de las liquidaciones tributarias (de impuestos de actos jurídicos documentados y tasas judiciales), inscripciones en registros públicos (de la propiedad, mercantiles, de bienes muebles, civiles, de patentes, etc.), depósitos y secuestros patrimoniales, lanzamientos, tomas de posesión y saneamiento de títulos, o publicación de edictos en boletines y prensa oficial, etc.

Convenio de colaboración entre el Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid (ICPM) y la Comunidad de Madrid

Gracias a un convenio de colaboración firmado en 2017, el Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid (ICPM) y la Comunidad de Madrid han desarrollado el Servicio de Representación Procesal (SRP) que garantiza que a las víctimas de violencia de género o de delitos de odio se les asigne procurador desde el momento en el que interponen denuncia. Esto acelera de manera significativa

el proceso y garantiza el derecho fundamental de todas las personas a la tutela judicial efectiva, además de agilizar los procedimientos judiciales, y mejora la calidad del servicio que la Administración de Justicia presta a los ciudadanos.

Todas las consultas son atendidas de forma presencial en las sedes judiciales del ICPM de lunes a viernes en horario de 9 a 14 horas, en el teléfono gratuito de atención y cita previa 900701054, y también en la Oficina de Atención a las Víctimas de Delitos de la Comunidad de Madrid (calle Albarracín, 11), y acoge los Juzgados de Violencia de Género, que atienden tanto a víctimas de violencia de género como de cualquier otro delito.

Los procuradores madrileños han sido los primeros en usar medios telemáticos en la Administración de Justicia, por eso el SRP facilita el trámite de expedientes de nacionalidad por residencia para extranjeros, lo cual agiliza y simplifica el proceso de manera importante.

La vocación de los procuradores madrileños se ha puesto de manifiesto en otro convenio de colaboración firmado con Instituciones Penitenciarias, que tiene como objeto la prestación de un servicio de consultas a los internos de los Centros Penitenciarios de la Comunidad de Madrid. Así, los procuradores del SRP acuden cada semana a las prisiones para que los internos puedan consultar acerca de la situación de sus procedimientos judiciales. También se ha establecido el contacto con el servicio penitenciario del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, con el objeto de prestar la mejor atención posible y responder, de esta manera, a las necesidades que les presentan todas las semanas.

Todas estas actuaciones ponen de manifiesto la gran conciencia social y la voluntad del Colegio de Procuradores de Madrid de mantener buenas relaciones y una comunicación constante con la Administración de Justicia, para defender la profesión de los procuradores, así como su labor ofreciendo un servicio público.