Centralita virtual VS centralita física

Centralita virtual VS centralita física

¿ Conoces las ventajas que ofrece una centralita virtual frente a una convencional?

Una centralita virtual es un sistema de telefonía IP que permite tener varios puestos telefónicos o extensiones, ya sean fijas o móviles, así como organizar las llamadas con los empleados y empleadas. De esta forma es posible tener empleados trabajando desde casa, por ejemplo, en Valencia, poder pasarle una llamada a su software de voz IP desde una ubicación diferente, pongamos, en Murcia. Solo con marcar el número de extensión, la conversación se traslada a la otra línea. Y todo esto de manera rápida y sencilla. Además, es posible contar con todas las extensiones que uno quiera, lo que sin duda, permite una gestión más eficiente del teléfono de la empresa.

Las ventajas de una centralita virtual frente a una convencional, son enormes. En primer lugar, evita el tener que comprar una centralita física, que además de cara, ocupa espacio. Por otro lado, por muy moderna que sea, en poco tiempo habrá que comprar otra, ya que la máquina se quedará obsoleta. Por el contrario, una centralita virtual no hay que sustituirla, tan solo actualizarla.

Una centralita virtual tampoco necesita mantenimiento. La centralita física supone constante mantenimiento, cables y además falla, y cuando esto ocurre, se acabaron las llamadas. Y esto en una empresa puede ser fatal y provocar una importante pérdida de dinero.

Al no ocupar espacio físico se pueden colocar donde a uno mejor le parezca, lo cual es ideal cuando se tienen emplead@s en otras ciudades o países extranjeros. Así lo aseguran en e-ingenia, soluciones de innovación tecnológica, que cuenta con la Centralita Virtual vPBX (las siglas de virtual Private Branch Exchange, que significa centralita privada virtual). Se trata de un servicio en la nube, como el de la centralita física, pero con la diferencia de no ocupar un espacio físico en la empresa, ya que se almacena en la nube, y no implica ningún coste de instalación, ni cables. Esta es una centralita muy fácil de manejar, y no requiere de conocimientos previos para su uso, ya que cuenta con herramientas sencillas, fáciles y seguras. Permite tener extensiones en cualquier parte del mundo, desvíos y transferencia, hacer informes detallados de llamadas, buzón de voz, recepcionista virtual las 24 horas del día, grabación de llamadas… además permite a un número de extensiones, la recepción de llamadas en función de una estrategia previamente determinada, establecer filtros, o transferir las llamadas entre los diferentes departamentos de la empresa. Ofrece también locuciones profesionales y música en espera,

videoconferencia, sala de conferencias… en fin, que todo son ventajas con una centralita IP.

Las ventajas de la centralita virtual

En la actualidad, la mayor parte de tus clientes, te encontrarán gracia a la red, pero lo cierto, es que el teléfono sigue siendo el medio favorito para establecer comunicación entre empresas, o entre cliente y empresa. Y es que cuando se trata de pedir información, no hay nada mejor que la palabra oral. El mensaje es mucho más claro e inteligible de esta forma. A través del formulario de contacto de la página web, podemos malinterpretar o no llegar a entender de todo algunas cuestiones. Así pues, al final, casi todo el mundo tira de teléfono móvil. En este sentido, es fundamental ofrecer un buen servicio de atención telefónica. Y esto es algo que puede resultar complicado cuando se trata de autónomos o pequeñas empresas, ya que la inversión que supone la compra e instalación de una centralita física, puede ser muy grande.

Pero gracias a la centralita virtual, la gestión telefónica se realiza en la nube, sin necesidad de instalar nada en la oficina.

Entre las ventajas de la centralita virtual destacan las siguiente:

  1. Movilidad. Permite hacer y recibir llamadas en cualquier línea de la empresa, independientemente de su ubicación.
  2. Eficiencia. Favorece una entrega de llamadas efectiva, que serán enviadas a quien corresponda o dónde corresponda.
  3. Imagen profesional. Mejora la imagen corporativa, al permitir siempre una respuesta rápida, a las personas que llaman a la empresa.
  4. Flexibilidad. Es posible modificar la configuración rápidamente a través de la Web.
  5. Total control de la atención telefónica ofrecida al cliente, gracias a sus sistemas de estadísticas y de grabación de llamadas, que la mayor parte de las centralitas virtuales incluyen.

Has visto que las ventajas son múltiples y variadas. Ahora la decisión es tuya. ¿Quieres seguir usando tu vieja centralita tradicional o bien actualizarte y entrar en la era virtual?