El catering como aliado empresarial

El catering como aliado empresarial

Si una cosa nos ha enseñado la crisis a los españoles es que, en tiempos difíciles, uno puede buscar aliados hasta en los lugares más insospechados. Y esta premisa sirve tanto para los ciudadanos de a pie, trabajadores, como para los que son empresarios y tienen sobre su espalda el peso y la gestión de grupos, una tarea que, en multitud de ocasiones, es más desagradecida de lo que puede parecer. Por eso, el empresario trata de ajustar lo mejor que puede su actividad, para intentar que los reajustes sean los imprescindibles e incidan en la menor gente posible y de una forma lo más reducida que se pueda. El catering para empresas de Madrid ha supuesto, en este sentido, una inesperada balsa de aire en el tema de las dietas para algunos de los empresarios de la zona. ¿Por qué? Muy sencillo: el servicio ofrece calidad a un precio asequible y, generalmente, con ciertos descuentos o promociones para grupos numerosos, como suelen ser las plantillas empresariales para las que cocinan.

En los últimos tiempos, el catering se ha convertido en el gran invitado a todas las fiestas y a todos los eventos. Su versatilidad le sitúa como el gran aliado, tanto de unos como de otros, ya sea para una fiesta como si lo es para el turno diario de comida en la entidad a dirigir. Los servicios de catering sirven para cubrir las necesidades del cliente siendo indiferente cuáles sean. Esto significa que pueden cubrir un evento de empresa, la organización de cualquier otro tipo de acontecimiento, pero también una fiesta familiar, la celebración de una boda o una comunión o, por poner solo un ejemplo más concreto, un desayuno oficial de prensa e instituciones. Con esto se demuestra que ni es una opción para adinerados, ni es todo lo contrario, sino que puede ofrecer una solución a cada momento determinado.

La evolución del catering ha sido espectacular en los últimos tiempos, pero siempre ha estado más encaminada al volumen que al contenido. Según el periodista Manu Gago, como informa este artículo de la Cadena SER sobre las que serán las tendencias gastronómicas del 2016, “hasta ahora han sido muy conservadores [los servicios de catering], pero surgirán servicios más especializados y se pondrá de moda contar con ellos en eventos sociales y familiares”. Esta evolución del contenido del catering se puede ver en la creciente innovación que han supuesto los food trucks, camiones que han llevado al catering un paso más allá, situando sus especialidades entre ruedas en los cada vez más recientes eventos que se suceden, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, normalmente en la zona de Azca.

Está claro, y es palpable, que el catering para eventos en Madrid y otras ciudades se ha convertido en uno de los sectores con más proyección de futuro. Así somos, en todos los ámbitos de la vida, y la gastronomía no tiene por qué ser diferente, nos gusta innovar y probar cosas nuevas. Para muchas empresas, esa ha sido la gran novedad del  ciclo pasado, el de 2015: la incorporación de los servicios de catering para sus trabajadores, generalmente con grandes resultados de satisfacción y un coste más que aceptable y asumible en el balance empresarial del final del ciclo. Y es que, si el horario del trabajador le obliga a tener que comer fuera de su casa, es de agradecer que la comida ofrecida sea de calidad y a un buen precio, aunque para ello la empresa deba asumir ciertos costes. Todo se termina por traducir en rendimiento y satisfacción del empleado, algo que se proyecta, de forma directamente proporcional, en términos de productividad.

Por la boca también se conquista al trabajador. Y hay que tener claro que nada reconforta más tras una larga mañana de papeleos, llamadas y ajetreo laboral que sentarse a la mesa y poder disfrutar de un menú saludable y variado con el que coger energía. El catering ofrece eso y traslada la cocina tradicional, la que muchos tendrían en casa si pudiesen comer allí, al entorno del trabajo. Para que la obligación no se convierte en un suplicio, sino en un trámite más agradable.

Deja un comentario