Emprendedores: ¿Cómo conseguir una visa para comenzar tu negocio en España?

Emprendedores: ¿Cómo conseguir una visa para comenzar tu negocio en España?

España se caracteriza por romper con algunos cánones preestablecidos en materia de inmigración, abriendo un canal diferente para aquellos que buscan establecerse de forma legal en el país, la residencia para emprendedores.

Sí tienes el capital y las ganas de comenzar tu propio negocio o hacer una inversión importante en algún sector de la economía española, podrías optar por este visado especial. Nuestros amigos de Ribeiro, asesores especialistas en visas para inversionistas, te explican como hacerlo.

Ley de Emprendedores España

La Ley de emprendedores es una legislación que se orienta a los inversores, emprendedores, profesionales altamente cualificados, investigadores y trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales, así como a los cónyuges e hijos menores de 18 años, inclusive mayores de edad que se encuentren incapacitados y que quieran establecerse en suelo español.

Dicha ley, lo que haces es que contempla una agilización de la tramitación, estableciendo con carácter general un plazo de resolución de 10 días para todos los visados que se incluyen en la misma.

Así, el visado de residencia que se expide al amparo de la mencionada ley constituye título suficiente para residir en España durante un año sin necesidad de tramitar la tarjeta de identidad de extranjero. Luego, se podrá renovar  aún existiendo ausencias superiores a seis meses al año en el caso de visados de residencia y autorizaciones para inversores extranjeros o trabajadores extranjeros de empresas  que realizando actividades en el extranjero tengan fijada su base de operaciones en España.​

Los requisitos comunes para aplicar por la misma son:

  • Encontrarse en suelo español de manera legal
  • Ser mayor de 18 años
  • No tener antecedentes penales
  • No figurar como rechazable en España o países con convenio
  • Contar con un seguro público o privado
  • Contar con recursos suficientes según lo dispuesto en la ley
  • Abonar la tasa por tramitación
  • Y en el caso de los familiares, estos podrán solicitar el visado de manera conjunta.  

Eso sí, aunque este ley se presenta como un recurso excelente para los inversionistas que quieren migrar a suelo español, hay que recordar que como todo, este trámite también tiene sus riesgos y es que los expertos advierten que “el desconocimiento de los márgenes de ganancias, hábitos de consumo, salarios, impuestos, seguros y demás gastos contribuyen a un aumento de los costes y, por ende, a una reducción veloz del capital. Un modelo carente de garantías que intenta complacer el criterio subjetivo de un oficial de inmigración quien decidirá nuestra legalidad y la estabilidad de nuestra familia”.

Tipos de residencia para inversionistas

Residencia por Demostración de Fondos en España

Esta opción es utilizada por los inversores para tomar una pausa, y tener una residencia legal en España que les permita investigarcon calma los negocios en los que querrán desarrollarse o simplemente invertir en un futuro.

Para ellos, esta alternativa les permite lograr un estatus legal, que cuenta como residencia efectiva para obtener la nacionalidad en dos años (para ciudadanos iberoamericanos) y lograr así ser ciudadanos Españoles, condición jurídica que les abre las puertas a toda la Unión Europea.

Sin embargo, esta no cuenta como una visa de inversióncomo tal, simplemente es una herramienta que nos da la Ley para aprovecharla no sólo para residir en España, sino para usarla como trampolín para una futura inversión.

El otro supuesto de la residencia no lucrativa, es utilizarla para fines de retiro o jubilación, en el que España te permitirá disfrutar de una jubilación tranquila y legal.

Y finalmente, incluso mucha gente la utiliza para pasar sus años sabáticos en España.

Residencia para Inversores

Aplica para extranjeros que decidan hacer inversiones importantes en territorio español, siendo que el estado recibe sus inversiones y les brinda la residencia a los mismos y sus familiares.

Dentro de este tipo de residencias podemos encontrar dos subcategorías:

  • Inversión por ingreso de capitales. Consiste en el depósito de Acciones o líquido por un valor igual o superior a 1 millón de Euros.
  • Deuda pública. Compra de la deuda pública por un monto igual o superior a 2 Millones de Euros.

Residencia  para inversionistas por Compra de Inmuebles

Este visado es para los extranjeros que acrediten la adquisición de bienes inmuebles en España con una inversión de valor igual o superior a 500.000€, los cuales deben estar libres de toda carga o gravamen.

Además de los requisitos establecidos con carácter general, el solicitante también deberá acreditar haber adquirido la propiedad de los bienes inmuebles mediante certificación con información continuada de dominio y cargas del Registro de la Propiedad que corresponda al inmueble.

Visado de Residencia para Emprendedores y Actividad Empresarial (REM)

Esta incluye a  los inversores que presenten un proyecto empresarial que vaya a ser desarrollado en España y que sea considerado y acreditado como de interés general; al igual que aquellos que tengan previsto estar en el país un año para evaluar el desarrollo de una actividad emprendedora.

A su vez, estos deben ser proyectos con altísimo nivel de innovación en España, con ideas donde se apliquen tecnologías y sean perfectamente viables; además de que puedan generar fuentes de empleo y bienestar social  en un futuro.

Residencia para Profesionales Altamente Cualificados (TAC)

Este trámite lo deberá realizar la empresa en España que contrate al profesional, que primero tramitará un permiso en la Unidad de Grandes Empresas y Colectivos Estratégicos; y luego de ello, la Dirección General de Migraciones se encargará de otorgar la visa.

Residencia para Formación o Investigación (RIN)

Esta está dirigida a los extranjeros que aspiren a realizar todo tipo de formación, investigación o desarrollo en entidades públicas o privadas de España, y abarca los siguientes casos:

  • Personal investigador que estén bajo el artículo 13 y la disposición adicional de la Ley 14/2011 de la Ciencia, la tecnología y la innovación.
  • Personal científico y técnico que realicen trabajos de investigación, ya sean científicos o tecnológicos, dentro de entidades empresariales o centros de I+D+I establecidos en España.
  • Investigadores acogidos por convenios de investigación de instituciones públicas o privadas.
  • Docentes contratados por universidades, centros de educación superior o escuelas de negocios establecidas en territorio español.

Residencia por Traslado Empresarial (TTI)

Como su nombre lo sugiere, este visado corresponde al personal trabajador que viaja a España con motivo de una relación laboral, profesional o de formación con una empresa del país y se maneja de la misma forma que el visado TAC.

Ventajas del visado para inversionistas

1. El inmigrante puede obtener la ciudadanía sin necesidad de invertir

En el caso de la residencia por demostración de fondos, el inmigrante puede acceder a la ciudadanía sin la necesidad de destinar su dinero a un proyecto determinado. Sino que podrá conserva su capital hasta después de analizar el mercado y sus oportunidades, y decidir que iniciativa se adapta más a sus intereses y capacidad financiera.

Así, este modelo le libra de afrontar riesgos tradicionales de obtener la residencia a través de la inversión de capital, como por ejemplo,  los altibajos propios del mercado, que podrían llevar a cualquier emprendedor al fracaso financiero, la pérdida de todo su dinero y la posibilidad de permanecer en el país de forma legal.

La única condición es demostrar que se cuentan con los fondos económicos para mantenerse por lo menos durante el primer año. Dinero que, es el mismo que se piensa invertir, pero que podremos guardarlo hasta tomar la decisión adecuada.

2. El inmigrante puede evaluar el mercado  antes de invertir

Siguiendo con el caso anterior, otra ventaja de esta modalidad es que el inmigrante podrá: primero, conocer a profundidad la nación y mercado en el que se desea iniciar una nueva vida e invertir, lo que reducirá las posibilidades de encontrarse con sorpresas desafortunadas. El segundo, evitar a toda costa que nuestra legalidad y la de nuestra familia dependa del desarrollo comercial de un negocio, sea en el país que sea.

3.  Oportunidades para ciudadanos iberoamericanos

Otra de las ventajas de este tipo de visados es que,  los ciudadanos iberoamericanos que desean invertir tienen la posibilidad de acumular, desde el día de su llegada al país, el tiempo requerido para aplicar por la ciudadanía española, que está regulado en dos años. La cual, una vez obtenida, le permitirá al individuo vivir en cualquiera de los países de la Unión Europea independiente del éxito de su negocio.

4. España es un país rentable

En términos de rentabilidad, España es uno de los destinos más económicos al momento de invertir, si se compara con alguno de los destinos más comunes como Estados Unidos, Panamá o Reino Unido. Por lo mismo, facilita la adaptación del emigrante inversor al nuevo mercado, además de construir el éxito con menos recursos que en otros destinos.

De hecho, los expertos recomiendan: “Para aquellos que ya cuentan con la ciudadanía de algún estado miembro de la Unión Europea, sólo deberán encontrar un modelo de negocio que se ajuste a su experiencia y presupuesto. En este sentido, debe ser considerado como el primer destino para emigrar y salvaguardar todo el capital que, con tanto esfuerzo, han ahorrado”.